domingo, 11 de mayo de 2008

Digno de admiración

Ayer domingo pretendía hacer una entrada para detallar los entrenos semanales y como la lluvia ha impedido ciertas salidas, pero visitando algunos blogs me he encontrado con esta historia, y a pesar de que muchos de vosotros ya la conoceréis, me a asombrado tanto que quería mencionarla en mi blog por si alguien no la conoce.

No tengo palabras para describirlo, creo que lo mejor es que lo veáis vosotros mismos.

Un saludo.

9 comentarios:

Luis dijo...

Si lo ví hace un año, fué una gran motivación cunado estuve a punto de darme por vencido en mi entrenamiento para cubrir el maratón, recién había muerto mi hijo y la verdad me arrancó lágrimas desde lo más profundo, por un momento me sentí identificado por el Señor Hoyt. Personas así tienen un gran mérito "allá arriba", seguro que entran por la puerta grande con alfombra roja.

Paco Montoro dijo...

Conocía la historia y he visto algún vídeo, pero no este, gracias por mostrarlo Joan. Un saludo

David Rodriguez Roures dijo...

Yo ya lo había visto,pero es algo tan emotivo que he vuelto a verlo,que fuerza le del padre,es impresionante,un saludo.

Grimo runner dijo...

Yo también conocía la historia pero nunca había visto este video, magnífica historia, todo un ejemplo de cariño. Gracias Joan por compartirlo con nosotros.

German Alonso dijo...

Te juro que he tenido que parar de ver el video porque estaba dando el espectáculo en mi trabajo con lágrimas en los ojos. Hace poco que entiendo que el amor de un padre por su hijo es algo mágico y sé que sería capaz de todo por el mío.

Gracias por compartir este video. Un abrazo, Germán.

Sylvie dijo...

Al igual que los demás conocía la historia, pero este video no...

jooooo...cuanto amor!!!!!!!!!!

gracias por compartirlo.

besitos.

Fran dijo...

Dos grandes hombres, sin duda. Ejemplos como éste son los que nos dan energía para afrontar nuestras propias dificultades, retos y anhelos. Gracias por confortarnos.
Por otra parte...¿Os apuntais a la salida kayakera familiar del sábado? Animaos!

maratonman dijo...

Grandisimo ejemplo de que el amor mueve montañas y lo puede absolutamente todo.El hijo ha demostrado que el ser humano no tiene limites en su capacidad para superarse y el padre debe sentirse super orgulloso y muy feliz de tener un hijo asi,ambos son un enorme ejemplo para todos,de como ser un buen ser humano.
Un abrazo Joan y animo con esos entrenamientos que vas muy bien.

Espartano dijo...

Gracias por compartir el video. sin duda una clara demostracion del amor a tu hijo.