martes, 9 de marzo de 2010

Marató de Barcelona 2.010 - La crónica.

Cuando uno empieza a correr y escucha a los que tienen mas experiencia, siempre les oye decir que todos los maratones que uno disputa son distintos entre si,sin llegar a entender exactamente que quieren decir pero, conforme voy aumentando el número de veces que me enfrento a esta distancia, mas convencido estoy de la veracidad de esas palabras.


No se que tendrá el maratón que tanto nos atrae y fascina, como puede ser que detrás de todo el esfuerzo y sufrimiento que nos exige exista un "no se que", un algo casi mágico que hace de esta prueba una vivencia tan especial. Intento buscar palabras para describirlo pero no las encuentro. Si quien no la haya corrido nunca quiere saber de que estoy hablando, no tendrá más remedio que marcarse el reto de correr un maratón.

Me enfrentaba al Marató de Barcelona 2.010 con muchas dudas en cuanto a mi preparación y condiciones físicas, ya que unas molestias en la rodilla que arrastro desde hace bastante tiempo se habían agravado últimamente. De hecho esto había provocado que las 3 semanas anteriores a la prueba los entrenos no fueran los previstos, incrementando mis dudas sobre si los volúmenes eran o no los adecuados para tener garantías de éxito. A pesar de todo esto, los últimos tests que realicé el sábado 27 de Febrero y el compromiso que adquirí de acompañar a mi amigo JM en este maratón para buscar juntos el sub. 3:45 me llevaron a decidir correrlo.


La jornada previa.

La fiesta ha sido completa durante todo el fin de semana. Ya el sábado nos encontramos un buen grupo de amigos de Vilanova i Vilassar para recoger los dorsales y la bolsa del corredor mientras aprovechábamos para darnos una vuelta por la feria del corredor.


Foto de grupo

En ella nos encontramos a Abel Antón, quien con una gran paciencia y amabilidad aguantó y aceptó el hacerse todas las fotos que le pidieron.


Con Abel Antón.

Después de visitar la feria del corredor nos dirigimos a la Barceloneta para celebrar una comida/Pasta Party para terminar de llenar los depósitos con todos los hidratos de carbono que nos harían falta el día siguiente. Fue una comida muy amena en la que reímos mucho y hablamos de todo los que conlleva preparar y enfrentarse a un maratón rodeados de buenos amigos.

Foto de grupo en la mesa




El gran día.



El despertador suena a las 5:15 para poder comer algo 3 horas antes del inicio de la prueba. Un par de tostadas, un plátano y agua son el desayuno que tomo para terminar de llenar el depósito.

Hemos quedado con Carles Aguilar para bajar a Barcelona. El no correrá el maratón entero, pero si que a partir del km. 21 acompañará a Fran para ayudarle a lograr su objetivo. Carles está preparando el maratón de Madrid y lo de hoy le servirá como un entreno.

Llegamos a Barcelona a las 7 de la mañana, hace mucho frió pero no hay amenaza de lluvia. Incluso a esa hora aparecen unos tímidos rayos de sol que a lo largo de la mañana terminarán por desaparecer. La climatología es idónea para correr, lo que es mucho más de lo que las previsiones anunciaban. Suceden los minutos lentamente entre visitas al baño y conversaciones con conocidos y amigos que nos permiten descargar algo de nervios, o quizás no.


Acompañado de 2 mis mejores apoyos,
Mª Carme, un servidor y Pol.

Nos encontramos con muchos amigos y corredores que vienen a correr el maratón, todos con sus objetivos y previsiones para esa mañana.

Foto de amigos y bloggers

Con Bufal, antes de iniciar su gran carrera con la buscada mmp.

Últimos preparativos.

Ya queda muy poco y disimulamos los nérvios.


Los momentos previos al pistoletazo de salida son ya un ritual de nervios, deseos mutuos de suerte y revisión de las estrategias para la prueba. Nos situamos en el cajón de 3:00 a 3:45, donde nos encontramos con un grupo de compañeros de mi Club, AtletesNG.org, muchos de ellos a punto de estrenarse en la distancia. Nos deseamos suerte, nos hacemos unas últimas fotos y con casi todo a punto esperamos el momento de darse la salida. Hace frió y tenemos ganas de empezar a correr.

En cuanto esta se da, todavía tardamos un par de minutos en cruzar la línea de salida, pero solo pasar por debajo del arco podemos empezar a correr al ritmo previsto y dejar que los nervios se vayan quedando pegados al asfalto a cada paso que damos. Por delante tenemos muchos kilómetros y mucha incertidumbre.

Voy corriendo al lado de JM, de quién no tengo intenciones de separarme. Disfruto de cada paso, comentamos la gran cantidad de gente que hay por las calles a esas horas y lo emocionante que es todo. Él me cuenta que tiene la piel de gallina. Tenemos delante de nosotros, a solo unos metros a Ignasi y Munta a un ritmo similar al nuestro. Ellos tienen la intención de ir a por las 3 horas 35 minutos, lo que indica que quizás vamos demasiado rápido, pero a estas alturas los ritmos salen bien.

Las piernas no se me entonan y me las noto algo pesadas, pero para nada voy incómodo. Dejo que pasen los metros sin tomar referencias hasta el 5, que cruzamos a 26 minutos justos, una media de 5:12, que es justo el ritmo que nos habíamos marcado. Esto va bien, aunque JM creé que vamos rápidos. Codo con codo pasamos por los avituallamientos y bien compenetrados nos ayudamos en la recogida del agua, que a esas alturas todavía es algo caótica por lo juntos que vamos los corredores.

Durante esos kilómetros nos ponemos a la altura de Ignasi y Munta con quienes compartimos un rato de conversación, y bromeamos sobre presuntos hachazos varios.

Sobre el km. 8 el pinchazo que las últimas semanas me ha estado haciendo dudar sobre mi participación en esta prueba aparece de nuevo en todo su esplendor. Es muy pronto y por mi cabeza pasa todo tipo de ideas. No es la leve molestia en la parte interior de la rodilla con la que ya he aprendido a convivir, sino el pinchazo en la zona externa que me ha hecho terminar mas de un entreno cojeando y a ritmos por encima de 6 o 6:30. Intento no hacerle caso y pensar que con el paso de los minutos el calentamiento propio de los músculos hará que esta desaparezca y no le comento nada a nadie. Pasamos el km. 10 en 51:16, con un parcial del 5000 de 25:16 a un ritmo de 5:03. El tramo era más bien llano con alguna ligera pendiente en bajada. Está bien. Sigo sin entonarme pero se corre bien.

A los pocos minutos llegamos de nuevo a la Plaça d´Espanya, donde nos espera el primer encuentro con el grupo que nos apoyará toda la carrera. Mónica, Pol y Mª Carmen harán su particular maratón en metro por la ciudad de Barcelona. Como en otras ocasiones tenemos una estrategia infalible para localizarnos que de nuevo resulta extraordinariamente útil y mucho antes de llegar al punto donde más o menos habíamos quedado ya les localizamos. Frescos todavía recibimos sus ánimos y seguimos corriendo enfilando la Gran Vía. En este punto Fran, quien según su estrategia debería correr algo más lento nos alcanza. Finalmente ha optado por seguir los sabios consejos de Carles y salir a un ritmo algo más ambicioso para pasar la media sobre 1:50.



Primer paso por la Plaça d´Espanya.

Hablamos un poco pero JM aumenta el ritmo y nos vamos poco a poco de el. Le miro a la altura del Passeig de Gracia, le deseo suerte con el pulgar y seguimos.

El ritmo un tanto elevado que impone JM me provoca que la rodilla me duela más. El dolor, lejos de desaparecer, va en aumento. El pinchazo no se ha ido al calentarse mis músculos, sino que persiste de forma continua. Se lo comento a JM, quien me da ánimos sin lograr su propósito. Por mi mente pasan muchos pensamientos negativos. No hemos llegado al 15 y el dolor es fuerte. A cada paso el pinchazo me da una sacudida. Pienso que por delante quedan unos 30 km. y que así no puedo continuar. La peor de todas las predicciones que podían darse está sucediendo. Me planteo muy seriamente parar, pasan por mi cabeza imágenes de los entrenos, cuando en estas condiciones mis ritmos de carrera iban descendiendo lentamente hasta cojear. Abandonar sería lo más sensato.

Mientras voy en línea recta todavía se aguanta bien, pero lo mas crítico sucede cuando giramos las calles o subimos o bajamos ligeras pendientes. Proyecto todo el recorrido y visualizo la llegada. Me digo a mi mismo que tengo que llegar. Me propongo seguir y legar a meta. Lo que me preocupa es que no pueda mantener el ritmo. Se lo comento a JM, quizás tendrá que entrar solo en la meta, pero el no quiere oír hablar de esa posibilidad, aunque yo la tengo muy presente. Aguantaré hasta que no pueda más.

Seguimos corriendo y pasamos el km. 15 a 1:17:20 lo que da un parcial del 5000 de 25:54 a una media de 5:11. Mantenemos los tiempos previstos, incluso con la tranquilidad de ir creando un pequeño colchón que mas adelante puede sernos muy útil. En este punto enfilamos la Meridiana, una subida suave pero constante de aproximadamente 2 kilómetros. Seguimos muy cerca de Ignasi y Munta. Munta va muy fuerte y le recomendamos que se marche, que ruede a ritmos cómodos para el. Así lo hace y le propongo a Ignasi que se venga con nosotros. El desestima esta propuesta, ya que por algún motivo no se siente cómodo. Mas adelante averiguamos que la zapatilla le estaba ocasionado problemas.

Pasamos el 20 a 1:42:45. Parcial del 5000 de 25:36 a ritmo de 5:04. Estamos ganando mas colchón pero eso asusta a JM. Yo me alegro de ello por que empiezo a ser consciente de que, de poder mantener este ritmo, la marca que podemos hacer estará muy por debajo de la prevista. EN pocos minutos pasamos por el punto del medio maratón, cuando el crono marca 1:48:19. Está fenomenal. Llevamos casi 2 minutos de ventaja sobre el tiempo que deberíamos haber realizado. Bien, muy bien. Aquí de nuevo están nuestro grupo personal de animadores/as que nos dan muchos ánimos. Le comento a Mª Carme que la rodilla me está doliendo y que no voy bien por ese motivo. En poco tiempo cruzaremos el puente de Calatrava. Ahí estará Carles Aguilar, quien ha quedado con Fran para acompañarle la segunda parte de la carrera. Está justo bajar del puente, uno de los momentos críticos de la rodilla. En las bajadas me duele mucho y se lo comento a el también. Corre un ratito a nuestro lado pero enseguida se queda a esperar a Fran.



Acabamos de cruzar el medio maratón.


Llegamos a la Diagonal donde nos espera el km. 25. 2:07:58. Parcial del 5000 de 25:50 a 5:03 Este tramo ha sido de bajada, lo que nos ha permitido ganar unos segundos más. Durante todo el rato le voy cantando estos parciales y los segundos ganados a JM para que sea consciente de lo bien que vamos. Empiezo a comprender que el se deja llevar. He probado en esta carrera una chuleta de tiempos que me está resultando extraordinariamente útil. Tengo mucho control sobre los pasos sin que me moleste en absoluto, y la tenemos como referencia. Cada 5000 le canto tiempo de paso real, tiempo de paso previsto y tiempo que llevamos de colchón. De momento vamos bien. En pocos metros se nos unen Dolors y Helena, compañeras del Club Fondistes de Vilassar. Nos acompañarán hasta el final. Nos dirigimos a la torre de les Aigües, donde de nuevo esperan el grupo de animación. Antes de llegar y comentando la situación con las chicas, JM les comenta que empieza a sentirse justo de piernas. Pasamos por el 27 y le canto que eso significa que solo quedan 15 para llegar. Hago broma al respecto y sigo tirando de el. Pasamos por debajo de la torre y otra vez están animando de forma incombustible Mª Carmen, Pol y Mónica. Que grande es tener este apoyo.



Buscando el km. 30 en la torre Abgar.

Cuando empezamos a bajar la Diagonal para dirigirnos al Forum empiezo a tener la sensación de que soy quien tira del grupo. Intento mantener una pequeña distancia por delante de ellos y marco el ritmo lo que va a suceder ya hasta la llegada. Me invade una rabia indescriptible motivada por los continuos pinchazos en la rodilla que se suceden todo a cada paso. Me cogen ganas de llorar pensando en lo lejos que está todavía la llegada, rogando a no se bien quien que me permita alcanzarla. Llegamos al final de la Diagonal cruzando el km. 30 en 2:33:47 parcial de 5000 de 25:50 a 5:10. Mantenemos el ritmo antes de entrar en el tramo más duro y aburrido del maratón.

Los kilómetros que van desde el 30 al 35 son los que recorren la fachada marítima. Este fue el punto más crítico para mí en la edición del año anterior. Recuerdo que con el mismo ritmo y tiempos de paso ya llegué aquí muy fundido y que Carlos estuvo tirando de mí todo el rato. Ahora soy yo quien marca el ritmo y da los ánimos. Esto, si tenemos en cuenta el dolor de la rodilla, me indica que a pesar de la pérdida de entrenos mi estado de forma es bastante mejor que hace 12 meses. Me mantengo delante intentando que nadie se descuelgue. Mantenemos el ritmo y voy animando a mi compañero de carrera para que no baje. El me pide que lo mantenga a ese ritmo, pero que no lo aumente. Así lo hacemos. En esta zona hay poca gente animando pero no está tan vació como el año pasado.

Llegamos al punto donde falleció un corredor en la edición del 2.009. Observo que la organización ha colocado estratégicamente, creo que muy acertadamente, un punto de animación además de un equipo de la Cruz Roja. A pesar de esto, un ramo colgado de un árbol recuerda lo sucedido hace justo un año. No puedo evitar sentir cierta tristeza.

Llegamos al km. 35 en 2:59:47. parcial de 5000 de 26:00 a 5:12. Sigo tirando del grupo y manteniendo el ritmo. Nos acercamos a l´Arc de Trionf, donde de nuevo nos espera la familia. Ya con las piernas algo pesadas enfilamos la subida que hay antes de cruzar el arco. Detrás de el están Mónica, Pol y Mª Carme para darnos ese empujoncito que tan necesario es ya a esas alturas. Oigo sus gritos de ánimo y seguimos adelante. A partir de ese punto mis piernas se hacen un poco mas pesadas y aparece un amago de muro. Digo amago por que no puede calificarse como tal. Voy bien de piernas, rodilla a parte, pero el paso por las calles empedradas del casco antiguo me cargan los gemelos como ya pasó el año pasado. En este tramo bajamos un poco el ritmo pero sin decaer demasiado. Me mantengo delante tirando todo el rato de ellos e intentando que no bajen la guardia. El paso por el km. 35 por debajo de las 3 horas indica que, salvo que suceda algo muy grave, bajaremos de las 3:40, pero el margen no es muy grande. Me siento ya algo cansado y visualizo de nuevo la llegada. Esa es la referencia que tendré en la mente a partir de ahora para tirar.

Bajamos las Ramblas para enfilar el Paral.lel, donde tendremos la última referencia. El km. 40 a 3:26:49, parcial del 5000 de 27:03 a 5:25. Este es el parcial más lento de toda la carrera y nos ha hecho perder parte del colchón que teníamos. Aun así tenemos margen. El tramo de subida de la Ronda de Sant Antoni pasa rápido para enfrentarnos a la temida calle Sepúlveda. La calle que para los corredores del maratón es la más larga y empinada de Barcelona. Afortunadamente en ella espera Mª Carme con Pol y Mónica para correr un tramo a nuestro lado. Se pone a mi altura gritando que ya está, que el esfuerzo está a punto de llegar a su fin, que ya tengo mi cuarta maratón en el bolsillo, y disfruto de esos instantes corriendo a su lado. Le cuento que la rodilla me está doliendo desde hace muchos kilómetros pero que ya estamos llegando. Ahora es Dolors quién se pone a tirar delante del grupo. Tira muy fuerte y yo no quiero acelerar tanto. Hablo de nuevo con JM y cuando le digo que ya queda poco me pregunta si bajaremos de las 3:40. Creo que a estas alturas no controla demasiado los tiempos, que corre, corre y corre sin saber muy bien si estamos dentro del límite. Le digo que si nos mantenemos un poco mas el sub. 3:40 será nuestro.




El placer de sentirte acompañado unos metros por tu mayor apoyo.


JM se mantiene a mi lado hasta que llegamos por última vez a la Plaça d´Espanya. Pasamos el 40 i delante de nosotros se despliega la Avda/. Mª Cristina con los 195 metros de gloria por recorrer. Le digo a mi compañero de carrera que disfrute de estos metros, que su marca la va a hacer sin ninguna duda, que mire el reloj y se deje llevar. A su vez también me empapo yo de los gritos de la gente, de la satisfacción de haber llegado hasta aquí cuando apenas unas horas antes me estaba planteando abandonar, y de haberlo logrado llegar sin bajar el ritmo.

Levantamos nuestras manos en señal de victoria y pasamos por debajo del arco en un tiempo de 3:38:26, casi 30 segundos más rápido que el año pasado. Los últimos 2195 metros los hemos realizado en 11:37 a una media de 5:18.

Nos felicitamos, nos abrazamos e intentamos andar hacia el avituallamiento mientras me cuesta tenderme en pie. Me duele mucho la rodilla derecha y se me están cargando los gemelos por momentos. A partir de aquí, todo es satisfacción. Estoy en una nube y se me escapan las lágrimas cuando llega Mª Carme. Nadie mejor que ella sabe el esfuerzo que dejo atrás. Gracias, muchas gracias por tu paciencia y comprensión.



Satisfacción, no hace falta decir nada mas.

Las mejores animadoras del mundo.


Un gran equipo, sin duda alguna. GRACIAS, GRACIAS Y MIL GRACIAS.

Datos técnicos:

Paso media maratón: 1:48:19
Tiempo final: 3:38:26
Pulsaciones medias: 156 ppm.

8 comentarios:

Oscarjet dijo...

Hola, acabo de leer la entrevista en el blog de Carles,muy buena.
Tu cronica tb, muy buena y muy buena carrera a pesar de tus dudas por las molestias y demas.
Para la proxima ahora te conozco mejor y espero estrecharte la mano.
Un saludo !

munta dijo...

Impresionant cronica, no has deixat passar cap detall.. es bo ajudar a companys i a sobre no esta al millor nivell per culpa de una lesio..Endavant!!!

Fran dijo...

Hola Joan Josep, felicitats per la Marató. El que vas fer és molt i molt gran, vas patir moltíssim i arriscar al límit per tal d'ajudar un amic. Aquesta acció demostra la gran persona que ets.
La crónica és molt maca i emotiva, m'ha agradat molt. Tant el dinar del dia d'abans com els moments de la marató que vam coincidir ho vaig pasar molt bé amb vosaltres.
Em vaig alegrar moltíssim de trobar-me amb vosaltres a dins de la cursa, no m'ho esperava... llàstima però que va durar ben poc. Una abraçada i que vagi molt bé la teva recuperació. Cuida't.

Grimo runner dijo...

Pues enhorabuena, como siempre tus crónicas de las maratones que correr son muy interesantes de leer. Un abrazo fuerte Joan.

Otra para la saca campeón.

Paco Montoro dijo...

Mis felicitaciones, también para tu amigo. ya son 4 los maratones corrido Joan, es tu distancia. Un fuerte abrazo

Javier HG. dijo...

joan, hacia tiempo que no entraba...me llevo la cronica para leerla...pero ya te digo y te dije que ENHORABUENA CAMPEON.

Ignasi Maraton dijo...

Hola Joan-Josep, lamento no haber escrit abans pero m'ha estat imposible. Dit aixo, felicitar-te per la gran cronica que has fet, bonisima¡¡¡. Descriu a la perfecció la gran cursa que vau fer i el que sentim els maratonians quan fem aquesta distancia. Ara be, el teu merit es major inclus, per que si correr un marato es dur i complicat, fer-ho amb DOLOR te que ser durissim. Be, moltes felicitats i ara a per un altre¡¡¡

Rafa González dijo...

Ostras Joan, no sé cómo me lo he montado pero no he visto esta entrada tuya hasta hoy, un mes después. Me parece fantástica tu carrera y la crónica me ha hecho revivir aquel gran día. Felicidades por la carrera!!