miércoles, 5 de diciembre de 2007

Crónica de un pinchazo

Si es que ya lo dicen: " el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra."
Como un servidor es un cabezón y, por lo tanto, como tal tiene que actuar, esta tarde me he propuesto salir de nuevo a correr, justo 24 horas después de los 10.000 de ayer. Con toda mi lógica de cabezón pensaba: "si hay corredores que entrenan 6 días a la semana, eso quiere decir que entrenan días seguidos. pues no voy a ser yo menos". Y ahí ha estado el error. Si que soy menos que esos Sres., o al menos de momento.
Ni corto ni perezoso me pongo a correr, casi sin calentar y con pocos estiramientos ya que de tiempo no andamos sobrados. Al principio el ritmo ha sido muy bueno, siempre desde mi perspectiva. 15´- 2.96 km.( a 5:04´/km.). Los siguientes 15´, tampoco han ido mal con cifra acumulada de 30´- 5.51 km. ( a 5:27´/km.). Pero a partir de ahí, ha venido la lenta caída, ya que a los 45´acumulados la distancia era de 7,85 km., bajando la media a 5:44 con lo que, para bajar tanto, el parcial tiene que haber sido mucho mas bajo. Pero ya el pinchazo final a venido en el P.K. 8.78 donde ya me sentía muy mal, las piernas no me respondían, y aunque quería seguir hasta llegar a la hora, algo de sensatez que quedaba en mi, me ha ordenado parar para no caerme al suelo.
De la experiencia creo que puedo sacar dos conclusiones, y corrijanme si alguna de ellas es errónea:
1ª-. No es recomendable salir a entrenar dos día seguidos, al menos de momento. Con el tiempo puede que lo aguante bien.
2ª-. Para sacarle algo bueno, el ritmo de la primera 1/2 hora ha sido todo un record para mi (5:27), y eso que estaba cansado.
Hado una reflexión en voz alta, como novato que soy:
" Que difícil es encontrar un ritmo que te permita ser constante en toda una prueba/entrenamiento, para no empezar muy fuerte y tener que aflojar a partir de la mitad. Como saber interpretar las sensaciones que tienes, y distinguir el cansancio real de esa pereza que te dice solo empezar a correr que estarías mejor tomando una cañita."

He dicho.

Un saludo.

3 comentarios:

German Alonso dijo...

De novato nada. Con la experiencia que tú tienes te aseguro que has pasado ese grado hace tiempo.

En cuanto a lo de correr todos los días... te cuento mi experiencia. Yo corro desde hace un año y medio más o menos de manera regular y te aseguro que nunca he podido correr dos días seguidos. ¿Por qué los demás pueden y yo no?, no lo sé, pero al día siguiente de un entrenamiento me duele todo el cuerpo y no tengo piernas para salir. Leo artículos en los que vienen planes de entrenamiento de 5 o 6 días a la semana pero no puedo ni planteármelos.

Todo el mundo que me rodea me dice que lo hago todo al revés, que me voy a lesionar... pero al final no he tenido ni una sola lesión y mi progresión es estupenda.

Mi consejo (como novato también) es que escuches a tu cuerpo y no hagas mucho caso de lo que digan o hagan los demás. Si crees que puedes enfrentarte a un reto aunque todos te digan lo contrario, adelante y lo mismo te digo al contrario. A mí me ha funcionado hasta ahora.

Saludos y a correr que son dos días.

Germán.

paco Montoro dijo...

Josep todos cometemos errores, y de ellos se aprenden. Yo que tu enfocaba un plan de 4 días a la semana. Luego cuando te encuentres mas fuerte mete 5, pero creo que con cuatro son suficiente. Mete un día de cambios de ritmos, por ejemplo 1 minuto por 1 de recuperación durante 20´. Mete otro día de cuestas, muy suave y los dos días restante trota a un ritmo llevadero. Estira mucho y has abdominales. Cuando te quieras dar cuenta llevaras un buen ritmo sin darte cuenta. Un saludo

Joan Josep dijo...

German, gracias por tu comentario. Tienes razón cuando dices que lo mejor que puede uno hacer es escuchar a su cuerpo. Es el que mejor sabe de sus própias limitaciones.

Paco, hasta la fecha nunca me he planteado entrenamientos con series, cambios de ritmo, ni nada de forma seria. Alguna vez lo he intentado, pero me he cansado muchísimo tanto con las series como con las cuestas. Probablemente no lo haga del todo bien. Aun así, tendré que intentar integrarlas en mis rutinas.

Saludos.